Riego por Aspersión. ¿En qué consiste?

En este tipo de irrigación, el agua llega en forma de lluvia localizada y uniforme a la planta, infiltrándose en el mismo lugar donde cae la gota. Para esto, se utilizan dispositivos de descarga de agua que funcionan con sistemas presurizados. Estos dispositivos varían según el objetivo a regar, ya sea residencial (césped, arbustos, arboles) o riego profesional (cultivos, canchas, viveros).

El riego por aspersión se caracteriza por sus ventajas frente a otros tipos de irrigaciones:

  • El consumo de agua es menor.
  • Puede utilizarse fácilmente en terrenos desiguales.
  • El agua puede dosificarse con precisión.
  • El agua no sale con presión suficiente para dañar las plantas.
  • Su distribución homogénea hace que el riego sea total y se distribuya por todo el área.